El abandono del Parque Mirador Norte

75

Por Balbueno Medina
El Parque Mirador Norte, pulmón ecológico que bordea el acceso al Municipio Santo Domingo Norte, luce abandonado y descuidado por las autoridades que lo manejan, situación que lo ha convertido en un lobo solitario por la escasa presencia de visitantes a sus instalaciones.

Construido durante la gestión de los últimos diez años de gobierno del presidente Joaquín Balaguer, (1986-1996), el Parque Mirador Norte, fue levantado para completar el pulmón que necesitaba la ciudad de Santo Domingo para mantener el clima, la vegetación, el esparcimiento de la familia y proteger el medio ambiente de la ciudad.
A raíz del desmonte que produjo el gobierno, a traes de la ampliación de la avenida 27 de febrero, donde fueron derribados árboles que fueron plantados por la sindicatura de José Francisco Peña Gómez, y se redujeron rotondas y glorietas que servían de adorno a la vía, cobró mayor importancia para el presidente Balaguer erigir esa obra como compensación a la afección ecológica que se produjo en ese momento.

Dado la amplitud y modernidad del Parque Mirador Norte, muchas expectativas y sueños fueron creados entre los habitantes de la capital, por la promoción y la importancia que el gobierno profirió en ese momento a la obra que llego a vender al entonces presidente Balaguer como un gran defensor de la ecología y el Medio Ambiente del país.

Para entonces, fue notoria la presencia de grandes delegaciones y excursiones de funcionarios y empleados de instituciones públicas, de estudiantes de la capital y el interior del país y turistas, que atraídos por el destino recientemente inaugurado se interesaron por conocer la vistosidad de la obra que acogió el Parque Mirador Norte.

Todavía se conservan las estructuras que encerraron en murallas de concreto la arboleda que con frecuencia producía abundantes lluvias sobre el territorio de Villa Mella, pero lucen huérfanas de la presencia de visitantes que den vida a su entorno para que vuelva a ser el destino que soñaron los capitalinos.

El abandono y la soledad en que se encuentra el Parque Mirador Norte, amenazan con hacer desaparecer ese importante pulmón ecológico del Municipio Santo Domingo Norte y eso es atribuido a la escasa creatividad y al poco interés que han mostrado quienes lo administran y las demás autoridades de esa demarcación en mantenerlo operando de manera competitividad y satisfactoria como destino que está llamado a hacer grandes aportes al desarrollo turístico y Medio Ambiental de la zona.

La falta de buenos negociones y otras atracciones que hagan del Mirador Norte un verdadero Parque Ecológico y de Diversión familiar, así como la inseguridad que se observa, mantienen alejados a los visitantes del Distrito Nacional y el Municipio Santo Domingo Norte, que pudieran aprovechar ese destino para recrearse, practicar deportes y compartir agradables momentos en compañía de los seres queridos.

Consideramos que el Parque Mirador Norte, es una excelente infraestructura que puede ser aprovechada para sacarle mejor beneficios a favor de los habitantes de Santo Domingo Norte, y en ese sentido propongo al gobierno a través del Ministerio de Medio Ambiente, su relanzamiento como destino turístico y ecológico, mediante la creación de un nuevo patronato que gestione su administración bajo la conformación de la Gobernación de la provincia de Santo Domingo, el Ayuntamiento de Santo Domingo Norte, los legisladores del Municipio Santo Domingo Norte, representantes de la sociedad civil y la Cámara de Comercio y Producción del Municipio Santo Domingo Norte y la rectoría de una Dirección Ejecutiva que maneje el día a día de la institución.

De esa manera, el gobierno asegurara el inmediato restablecimiento y salvación del Parque Mirador Norte, porque ese consejo trazara de común acuerdo todas las políticas de mantenimiento y diversificación de las actividades, culturales, ecológicas, turísticas y de las ofertas de servicio que contribuirán a atraer al público que en los últimos años se ha ausentado por la carencia de propuestas motivadoras.