Bomberos en Santiago requieren de un nuevo local

0
55

Santiago. Los estudios practicados al local donde está ubicado el Cuerpo de Bomberos de Santiago arrojaron que el mismo debe ser demolido debido al riesgo que corre por la debilidad estructural.

Es por eso que el cuerpo de bomberos espera con urgencia que la alcaldía retome la terminación del local que hace siete años inició el cabildo y que fue abandonado por la pasada gestión municipal.

El coronel Alexis Moscat, intendente de los bomberos en Santiago, informó que la administración municipal de Abel Martínez creó una comisión que evaluará el local en construcción ubicado en la entrada al residencial El Dorado I, en la avenida 27 de Febrero.

La edificación que cumple siete años de iniciar su construcción se encuentra en un 70%.

“Es conocido por todos que los estudios practicados al viejo local del cuerpo de bomberos que se encuentra en la ciudad, determinaron que requiere de ser demolido debido a que ya presenta debilidades. Nos dicen que una comisión está inspeccionando el nuevo espacio para determinar si puede ser retomado”, expresó.

Realidad

Actualmente, el local de la 27 de Febrero se encuentra arropado por la maleza. El edificio de dos niveles es ocupado además por trabajadores de nacionalidad haitiana, mientras la parte frontal también es mantenida ocupada por los choferes de la ruta de carros de concho CJ 27, donde opera la oficina central. La sede actual de la institución de servicio está ubicada entre las avenidas 27 de Febrero, Carreras y 30 de Marzo y fue inaugurado en 1965.La vieja estructura operaba en la calle 16 de Agosto, y fue fundada en el año 1894. El Cuerpo de Bomberos de Santiago cuenta con varias subestaciones diseminadas en sectores como Cienfuegos, Nibaje y Gurabo y todas presentan problemas de estructura.

Exponen sus vidas por un salario mínimo

Una de las mayores quejas del personal que presta servicio es el de los bajos salarios, lo que ha ocasionado que en los últimos años se haya registrado una estampida de decenas de bomberos en esta ciudad. Sin embargo, a pesar de estas limitaciones, hay muchos que todavía permanecen en sus labores a la espera que se cumpla la promesa de mejorarlos.

No hay comentarios

Dejar respuesta