Empleados PG se quejan por “sueldos cebolla” y advierten

0
175

Santo Domingo.- Empleados de la Procuraduría General de la República que pidieron reservas de sus nombres se quejaron de la inequidad que alegan existe entre los salarios que devengan y el del nuevo personal designado administrativamente en la institución, cuyos sueldos llegarían hasta los RD$160,000.

Los descontentos acusan al procurador general, Jean Rodríguez, de colocarse por encima de la ley, al crear cargos de “coordinadores” a espaldas del Consejo Superior del Ministerio Público (CSMP).

“En la nómina que acaba de llegar, (a los nuevos) los ponen en funciones administrativas como coordinadores de procuradurías especializadas, y ganan más que un procurador general de corte y más que un fiscal que tiene 10 y 12 años en funciones”, afirman.

Señalan que los “coordinadores” de procuradurías especializadas, de cortes de apelación y regionales designados “no son Ministerio Público, no están previstos en la ley”.

Advirtieron que si al mes de enero próximo esa situación no es corregida, podrían parar el MP a nivel nacional.

Asimismo se quejaron de que el procurador general no haya convocado al Consejo para sesionar, no obstante la solicitud que en ese sentido le habrían hecho varios consejeros.

Topes salariales. De acuerdo con la Nómina de Personal Fijo de la Procuraduría General cortada al pasado mes de octubre, el sueldo neto de la mayoría de los procuradores fiscales es de RD$86,250. Dos o tres de ellos ganan RD$115,000.

El de los procuradores generales de cortes es de RD$122,187, excepto dos cuyo salario es de $107,000 y $143,000, respectivamente.
Salarios de coordinadores. Un grupo gana entre $120,000 y $160,000. El de la mayoría oscila entre los $45,000 y $ 75,000, según la nómina colgada en la página web de la PGR.

“Nuestros sueldos pasaron a ser sueldos cebolla al ver esa nómina así; nos tienen embobados y nos embobarán más en enero, hay que empezar a hacer público que no estamos conformes”, expresan los servidores del MP cohesionados en una agrupación denominada “FiscalDom: Unidos y Fuertes”.

Reclaman que se establezcan parámetros con relación a los salarios, afirmando que ningún cargo administrativo puede estar por encima del de ellos, y que no van a tolerar que se abuse de los recursos de la institución cuando siempre a ellos se les ha dicho que el presupuesto no alcanza.

Irrespeto.

Es otro abuso de autoridad que, según los denunciantes, cuyas identidades no revelan por temor a represalias en su contra, se comete contra ellos.

“Entre el tercer y el cuarto piso de la Procuraduría General (donde funcionan el área administrativa y el despacho del procurador), no hay una pizca de respeto para los miembros del Ministerio Público”, lo cual consideran humillante y denigrante, de acuerdo a la versión de los inconformes.

Indican que mientras para lo que ellos solicitan no hay recursos, economizan “para pagar salarios altos a la gente del gabinete del procurador”.

Los temores. Entre el grupo, hay quienes prefieren no exteriorizar su inconformidad, por temor a que haya algunos “chivatos” que pongan al procurador general al tanto de lo que se planifica.

“Sabemos que hay quienes van a llevar el “mensaje”, pero ojalá lo den claro, y que sepan que los inconformes somos los más, y que sabemos qué es lo que hay que hacer para ganar esta batalla: resistir y nunca desistir para que al menos se nos aumente el salario”, dijeron.

Admitieron que hasta ahora nadie ha dicho nada públicamente, por miedo.

“Pero ya estamos cansados de esta situación; mientras perdemos tiempo en burocracia, otros se enriquecen con lo nuestro, y nosotros ocultando deudas para poder subsistir”, subrayaron los quejosos.

Sostuvieron que no van a tolerar que se siga abusando de los recursos del MP violando las normas y el sagrado derecho de ellos a que se les trate con dignidad.

¡O hay para todos, o no hay para nadie!, advirtieron los fiscalizadores.

No hay comentarios

Dejar respuesta