Inicio El País No habrá “vacas sagradas”

No habrá “vacas sagradas”

Santo Domingo.- Danilo Medina asumió el poder el 16 de agosto de 2012 y desde su campaña presidencial enfatizó en que lucharía contra la corrupción.

En todo este proceso de destape del entramado de corrupción han surgido dos declaraciones interesantes para recordar del presidente Medina, refiriéndose de manera directa al caso de Odebrecht en el país, y a las acusaciones que se han vertido en su contra.

En febrero de 2017, en su discurso de rendición de cuentas, el mandatario dedicó un amplio espacio para decir que en su gestión no habrá “vacas sagradas” y que por tanto, en el caso de Odebrecht y cualquier otro, el Ministerio Público, el Procurador General y la justicia tenían plena potestad, capacidad e independencia para investigar y actuar “sin ningún tipo de limitaciones”.

Para ese entonces garantizó que sería sometido a la justicia todo aquel que haya incurrido en actos ilícitos en el caso de los sobornos por 92 millones de dólares que la empresa admitió haber pagado en el país para agenciarse obras millonarias entre los años 2001 y 2014.

El anuncio se produjo luego de la revelación en Estados Unidos, por parte de ejecutivos de la constructora, de que dentro de los países donde habían pagado sobornos para que les adjudicaran obras estaba República Dominicana, donde supuestamente habían entregado la millonaria suma.

En tal sentido, el mandatario confió en que se llegará hasta las últimas consecuencias, “caiga quien caiga”.

La segunda fue en marzo de 2017, cuando el mandatario dijo que había muchas personas que lo querían ver nadando en el lodo. “Y yo lo que le quiero decir a mucha gente que está desesperada que la investigación que se está haciendo en Brasil y RD va a esclarecer este problema, la verdad va a salir. Yo sé que hay muchas gente que quisieran verme nadar en el lodo, pero que esperen las investigaciones que van a salir”, aseguró.

Dos años antes, en 2015, el presidente le salió al frente al entonces embajador de los Estados Unidos, James W. Brewster, quien había dicho a la periodista Alicia Ortega que la corrupción era un cáncer en la sociedad dominicana.

Era noviembre de 2015 cuando el presidente Medina le pidió a Brewster que mostrara cuáles eran los escándalos de corrupción que había tenido su gobierno. “Es que hablar en términos genéricos siempre es peligroso, porque cuál es la corrupción, dónde están los escándalos en términos de corrupción en el Estado dominicano”, dijo el mandatario en aquella ocasión, en respuesta a las declaraciones del exdiplomático.

Un año después explotó el más grave caso de corrupción en la historia dominicana: los sobornos realizados por la constructora brasileña Odebrecht, que además involucraba a una decena de países en América Latina y África.

El publicista brasileño Joao Santana, quien fue condenado en su país a cuatro años de prisión, junto a su esposa Mónica Moura, fue el asesor principal de las campañas de Medina en las elecciones de 2012 y 2016. Ambos fueron sentenciados el pasado 27 de junio de 2017 por corrupción y lavado de activos.

El mandatario rechazó que la empresa Odebrecht aportara dinero para su campaña en 2012 a través de Joao Santana, como denunciara un ejecutivo de esa constructora brasileña.

Pidió presentar pruebas del supuesto financiamiento, y denunció que hay muchas personas que pretenden “enlodarlo”.

Sus declaraciones:
Febrero 2017: “Quiero, por favor, que se escuche bien: No existen vacas sagradas en este gobierno, ni existirán vacas sagradas fuera de él mientras yo sea el Presidente de la República. Asumí un compromiso ante Dios, ante mi familia, ante mi país, ante el pueblo, ante este Congreso, ante mi partido y ante la memoria de nuestros Padres Fundadores y no lo voy a traicionar”, aseguró Medina en el discurso, que duró dos horas y nueve minutos.

Marzo 2017: “Eso es falso. Eso no es sostenible en ninguna parte. No creo que tengan ningún fundamento para sostener que nuestra campaña, según dijo el señor, fue financiada por una empresa internacional o que el asesor de campaña fue financiado… y yo lo que le quiero decir a mucha gente que está desesperada que la investigaciones que se está haciendo en Brasil y RD va a esclarecer este problema, la verdad va a salir.

Yo sé que hay mucha gente que quisieran verme nadar en el lodo, pero que esperen las investigaciones que van a salir. Estas investigaciones van a concluir tanto en RD como en Brasil y van a decir la verdad, que esperen, que no se desesperen que va a salir la verdad.

Nosotros financiamos nuestra campaña y a Joao Santana lo pagamos nosotros en la del 2012 y en la del 2016. Este es un proceso que está en investigación y que está en marcha, la verdad va a salir”.

Compartir