Inicio Opiniones En el Conde conviven el crimen y la delincuencia

En el Conde conviven el crimen y la delincuencia

Por Tony Pina
El Conde no es solamente una calle en ruinas donde hace tiempo cayó de bruces el comercio y la concurrencia, sino que hoy es una vía donde conviven el crimen y la delincuencia.

Allí ya no transitan como antes los turistas; la antigua calle está poblada de pillos y tigres de la peor ralea y, lo peor de todo por lo que llena de miedo y asusta, es que no hay una vigilancia constante ni efectiva; apenas dos o tres policías de Turismo y casi siempre ninguno de la policía ordinaria o de orden público.

El asesinato de la empleada de una joyeria, el pasado jueves, evidencia qué tan desprotegida está la peatonal calle El Conde. Crímenes como ese, donde el asesino degolló a su víctima, debería mover a una acción más efectiva de quienes están llamados a ser guardianes de la ciudadanía.

Y, sin embargo, tan despiadado asesino aún anda suelto. (Tony Pina)

Compartir