Inicio Santo Domingo Santo Domingo Norte: Un municipio caótico

Santo Domingo Norte: Un municipio caótico

Santo Domingo Norte.- Desde su creación en el 2001, el municipio Santo Domingo Norte presenta dos grandes problemáticas: un crecimiento inmobiliario desproporcionado, donde se construye sin planificación, y un verdadero caos en el tránsito, provocado por la gran cantidad de vehículos y las pocas vías para conectar con la capital.

El encargado de Transporte del municipio Santo Domingo Norte, Ramón Calderón, considera que el gran problema a nivel urbanístico que existe en esa zona es la falta de planificación para que las comunidades crezcan conforme a los estándares establecidos.

“Hemos visto que la mayoría de las viviendas se han construido por medio de invasores y la falta de planificación ha creado construcciones desordenadas, porque estamos creciendo de forma horizontal, y ese es uno de los factores que trae más empobrecimiento”, expresó Calderón.

Dijo que con el desplazamiento horizontal todos los servicios son más costosos y difíciles de accesar a ellos. El problema en el tránsito en Santo Domingo Norte se refleja en el corredor Hermanas Mirabal, que constituye un verdadero caos de congestionamiento, y a ese inconveniente se agrega el transporte interurbano que llega a provincias como Monte Plata.

“Con el sistema de transporte disfuncional que actualmente tenemos, donde todo el que quiere incursiona por la falta de regulación, más los problemas de espacios públicos en las vías, podrían causar un colapso”, precisó.

“Todos salen por el mismo lugar”
El arquitecto Marcos Blonda considera que otro de los problemas en Santo Domingo Norte es que las vías no están diseñadas correctamente, y todos salen por la misma carretera estrecha.

Para Blonda la situación del tránsito en Santo Domingo Norte es muy parecida al de la ciudad entera, pero en el citado municipio todo el que sale de su casa, necesita hacerlo en un vehículo.

“En una casa donde vivan tres personas, hay tres vehículos, pudieron en un sistema racional, salir un vehículo con tres personas, o salir la persona que va más lejos en el vehículo y los demás en transporte público”, indica.

Continua diciendo que hay pocas salidas en Santo Domingo Norte y esa realidad complica todo. “Tú puedes salir de Santo Domingo Norte a Santo Domingo Este, vía la Charles de Gaulle, al Distrito vía la Jacobo Majluta y Hermanas Mirabal”, añadió.

Los desplazamientos son en la mañana hacia el Distrito Nacional o Santo Domingo Este, incluso, de Monte Plata salen personas para el Distrito y en la noche retornan.

Considera que el problema radica en el modelo de transporte, en el que todos tienen que salir en un carro. “Si salen 20 personas de una zona y en vez de que cada uno salga en un carro se desplazan en una guagua, hay menos problemas en el tránsito”, precisó.

Afecta la calidad de vida
En tanto, el arquitecto Juan Mubarak expresó que el crecimiento desproporcionado de Santo Domingo Norte afecta no solo la calidad de vida sino las potencialidades de un desarrollo socioeconómico que afecte a toda la ciudad. Otro gran problema es el Vertedero de Duquesa que por sus condiciones de manejo y ser a cielo abierto impacta toda la ciudad.

Dijo que la falta de normativas crea una gran distorsión en el sector inmobiliario ya que esto afecta profundamente el valor del suelo y se constituye en una gran amenaza en su desarrollo integral como ciudad.

“Teniendo un gran potencial medio ambiental, se ve afectado por la falta de control tanto en la contaminación de los ríos como en la intensa ocupación de suelo reservado para zonas frágiles medioambiental”, dijo.

Proyecto inmobiliario y vial
Calderón, encargado de Transporte en Santo Domingo Norte, indicó que se está trabajando en un proyecto inmobiliario en esa zona que busca ordenar y recurar las áreas. “Se busca darle un ordenamiento urbanístico a la zona, donde el sentido de las construcciones debe ser de manera vertical y estamos trabajando en lograrlo”, dijo.

Santo Domingo Norte es un municipio creciente, y si no se hacen los correctivos de lugar ahora, llega el colapso definitivo, según Calderón. “Haciendo los correctivos de lugar, una buena planeación urbanística y trabajando con una visión futurista se puede lograr rescatar este municipio”, consideró.

En ese municipio también se está trabajando en un proyecto vial que consiste en un sistema único de transporte, el cual, según Calderón, traerá orden y hará más rentable el sector, al ser un modelo donde están involucrados todos los agentes del transporte de esa localidad, los comunitarios, agropecuarios y las iglesias. “Es posible esta zona sea el primer modelo de transporte que se implemente con esos estándares”, indicó Calderón.

El Metro
El ingeniero Blonda considera que muchas personas dicen que el Metro es una solución, pero, ¿cómo llego al Metro?, “Si yo vivo en los alrededores del Metro o en las proximidades de la Hermana Mirabal es cómodo, y aun así, en muchas ocasiones se necesita un transporte extra, porque muchos deben salir en un motor, que es un medio de transporte informal y peligroso”.

“El problema es llegar al Metro, porque ese medio de transporte ha tenido un efecto positivo en la proximidad, donde se ha producido un aumento de los terrenos alrededor de ese medio de transporte, pero en muchas ocasiones para llegar hay que tomar carros públicos, motoconchos o voladoras, y seguimos en lo mismo, por lo que no veo tanto avance”, añadió.

Soluciones de Blonda
Blonda plantea que necesariamente hay que planificar y luego hay que gestionar el territorio de Santo Domingo Norte de manera racional.

“No podemos seguir comiéndonos la tierra agrícola, y eso es a nivel de planificación central, para saber a dónde vamos como país”, dice.

Respecto al tránsito, plantea crear las rutas alimentadoras del Metro, que se tiene mucho tiempo hablando de ellas y no han entrado en funcionamiento.

“El Metro nunca ha llegado a su máximo potencial, porque no hay forma de cómo llevar a la gente al Metro. El Metro lo usan las personas que están cerca, y los demás siguen utilizando los mismos tipos de transporte poco rentables para poder acceder”, precisa.

Considera que, en caso de continuar igual, “Santo Domingo Norte va a colapsar dentro de poco tiempo, porque no puede ser que de una sola casa salgan tres carros. Es un vehículo por cada miembro de la familia y este país no va a aguantar eso”, dijo.

Por Santiago Benjamín de la Cruz

Compartir