Inicio Opiniones Ayudemos a Danilo a gobernar

Ayudemos a Danilo a gobernar

Por Jesús Feliz 

Siempre he creido que para un partido que está en el gobierno, la principal obligación de sus dirigentes y funcionarios es ayudar al presidente para que su desempeño genere bienestar colectivo a la ciudadanía.

Al evaluar estos seis años de gobiernos del Presidente Danilo Medina, los peledeístas debemos sentir el orgullo y la satisfacción de que en él tenemos al mandatario mejor valorado en la historia del país, por la exitosa aplicación de políticas sociales que benefician directamente a la población más vulnerable y el clima de estabilidad social, la gobernabilidad y el crecimiento económico que vive la nación, producto de la confianza y credibilidad que tienen los diferentes actores en el gobierno.

Sin embargo, se ha generado a lo interno y externo del partido y el gobierno un discurso perturbador que tiene como único propósito quebrantar la unidad de la organización y afectar la buena imagen que ante la población dominicana y el mundo tiene el presidente Danilo Medina y el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana.

No le hacen bien al gobierno los funcionarios  que promueven de manera extemporánea e imprudente una reelección presidencial, porque además de que con esto descuidan sus tareas de trabajar para ser eficientes en sus funciones, crean de manera natural a lo interno y externo del PLD un frente opositor ante estos propósitos.

Por otro lado al asumir el discurso anti reeleccionista la oposición y el sector a lo interno del partido que se opone a la continuidad de el presidente Medina, fortalecen en la población el rechazo a las ejecutorias del gobierno y crean un nivel de agitación social que en nada beneficia a la buena gobernanza y a la continuidad del PLD en el poder.

Como bien a dicho el Ministro Administrativo de la Presidencia José Ramón Peralta: “El Presidente no está en reelección, dejenlo trabajar” y agrega: “el gobierno no bajará la intensidad en la ejecución de obras”.  En esas tareas es que deben de estar los funcionarios y, los dirigentes, militantes y simpatizantes morados acompañandolos.

Compartir