Inicio Justicia y Policiales Familiares rememoran en el tribunal el horrendo crimen de Emely Peguero

Familiares rememoran en el tribunal el horrendo crimen de Emely Peguero

San Francisco de Macoris.- Los familiares de Emely Peguero rememoraron ayer en los tribunales la forma trágica en la que murió la menor embarazada. Algunos reaccionaron con lágrimas de tristeza, otros hicieron reclamos debido a la impotencia.

Los representantes del Ministerio Público presentaron los restos de la ropa que llevaba Emely Peguero cuando fue encontrada en estado de descomposición, y también mostraron un saco, una colcha y una maleta en la que introdujeron el cadáver, que fue abandonado a orillas de una carrera en la comunidad La Guama, del municipio de Cayetano Germosén, en la provincia Espaillat. Adalgisa Polanco, madre de Emely Peguero, al escuchar detalles del crimen de su hija en el tribunal.

Los fiscales llevaron a estrado a dos peritos forenses que dieron detalles de las posibles causas que pudieron haber provocado la muerte de Emely.

El médico forense Elpidio Uribe, quien hizo el levantamiento del cadáver, fue el primer testigo presentado por las fiscales para autenticar las evidencias presentadas. La segunda fue la médico forense Ibelka Encarnación, quien realizó la necropsia.

El informe

El informe forense detalla que en el examen interno al cadáver de Emely encontraron contusión del cuello uterino y perforación del útero con indicativos de que se aplicó una gran fuerza en esa zona.

El cuerpo también presentaba un golpe contundente con rompimiento craneal y hemorragia cerebral provocado por un objeto de superficie dura.

Parte de la evidencia fue presentada fuera del Palacio de Justicia de San Francisco de Macorís, la señora Adalgisa Polanco, madre de Emely, prefirió quedarse llorando dentro del edificio y no ver aquellos objetos; sin embargo Genaro Polanco, el padre de la víctima, fue al lugar y tuvo que ser tranquilizado por algunas personas por lo alterado y furioso que se puso al observar aquellas pruebas.

Los alrededores del Palacio de Justicia se rodearon de personas que comenzaron a vociferar insultos a Marlon y Marlin Martínez, quienes eran custodiados por un grupo de policías y militares.

El juicio que se llevó a cabo en el Segundo Tribunal Colegiado de San Francisco de Macorís duró más de siete horas y se produjeron varios incidentes. Pasadas las 5:00 de la tarde la audiencia fue suspendida.

El juicio continuará el viernes 12, y se estableció un calendario de audiencias que incluye los días 17 y 19 del mes en curso para avanzar el caso.

En la próxima audiencia se escuchará a un policía del departamento de Investigaciones Criminales que realizó el mapeo de llamadas telefónicas.

Los abogados de los imputados insisten en que en el supuesto aborto pudo haber participado otra persona, y que la Fiscalía no realizó una investigación seria.

Compartir