Inicio Opiniones Brujas para Reelección como Balaguer

Brujas para Reelección como Balaguer

Por Alfredo Freites
alfredofreitesc@gmail.com

Los animosos de la reelección comenzaron temprano su trabajo empinándose contra la corriente. En realidad, hoy es cuando comienzan los choques internos en el PLD, un partido que podría vivir las experiencias que sacudieron al PRSC y al PRD, y cuyas consecuencias no tienen que explicarse porque están a la vista.

Los gobiernistas están aferrados con uñas y dientes. No quieren soltar la vaca nacional y están sordos y ciegos a la realidad. Todos los sectores se han pronunciado en contra del continuismo, pero es difícil bajarse de un tigre furioso. El temor a la persecución judicial, para algunos, y seguir ordeñando, para otros, explica este apego.

La situación para el reeleccionismo es cada vez más difícil, pero Danilo Medina sigue adelante con sus movimientos políticos. Está blindando su entorno con fiscales y jueces de su íntima confianza para que ninguna acción local pueda ser montada. Los colaboradores del mandatario que están contaminados de la corrupción reclaman protección y hay que buscarla.

Pensé que los trabajos por el reeleccionismo los iniciarían en febrero para hacerle una cuna a la modificación constitucional, pero la desesperación es grande. Creen que con quitar el impedimento constitucional ya ganaron las elecciones. Los gobiernistas estiman que basta con disponer del dinero del erario para resolverlo todo.

En el seno de la población existe un sentimiento de aversión hacia el danilismo que crece en vez de bajar y esto los lleva a montar todo tipo de acciones para bajar las simpatías que tienen los contrarios a su proyecto.

Danilo sigue atado con fuertes cordeles a Hipólito Mejía y de esa manera sabotea el crecimiento de Luis Abinader en el PLD. El Presidente, incluso, se agencia para su proyecto reeleccionista a talentosos colaboradores de “Papá” empleándolos en labores de carpintería política, aunque sean ingenieros o abogados.

Tampoco hacen ascos al contratar brujas, saltimbanquis o todo tipo de muñecos. Para el teatro de guerra y las operaciones de campo el reeleccionismo usan todo tipo de armas y ardites.

En sus afanes de desmontar el crecimiento de Leonel Fernández trajeron a un narcotraficante cubano para hacer un Quirino, parte dos, pero fue tal el rechazo que la idea murió en las manos. Por eso lanzan publicaciones apócrifas que hablan de desencanto en las filas leonelistas o una supuesta adivinadora vaticina una victoria sin discernir la existencia de rechazo además de un impedimento legal contra Danilo.

Compartir