Inicio Opiniones Luis Abinader: Un líder no nace, se hace

Luis Abinader: Un líder no nace, se hace

Por: Marco Antonio Baldera

n lider no nace, se hace, es la obra de Ted W. Engstrom. En ella nos relata como se va formando un lider, desde ser un individuo común y corriente, hasta tener la influencia necesaria en los demás como para serlo.

Una de las caracteristicas más importantes y destacadas por Engstrom son las de la personalidad y el carácter.

A Luis Abinader durante su carrera se le ha tildado como un hombre frio, desprovisto de lo anterior. Sin embargo, en su proceso de formación y fogueo como lider, ha tenido que sortear y enfrentar situaciones que niegan todo esto. Desde enfrentar a los que se robaron el para entonces partido del pueblo (PRD), salir a formar otra organización política (PRM), ofrendar para ello la que su familia construyó con mucho esfuerzo (ASD), caminar el país junto a sus compañeros sirviendo de asta a la bandera de un nuevo partido para no ver morir la democracia, ir a unas elecciones en condiciones oceánicamente desiguales, hasta convertirse en el lider de la oposición y mantenerse aún batallando por el poder sin desmayar un segundo.

Para eso hay que tener carácter, temple, voluntad, e inmenso deseo de ver a un pueblo en mejores condiciones.

Hoy la población lo aclama, le sigue por doquier, la juventud lo asimila como su representante, las mujeres enloquecen con su presencia; todo esto fruto de un gran trabajo encabezado por el Dr. Roberto Fulcar y un sin número de asesores; producto de un inmenso esfuerzo de su parte, siempre dando la milla extra, y aprendiendo a descansar luchando cual quijote de la inmortal novela.

Y es que la población reclama a gritos lideres integros, que no puedan ser comprados, cuya palabra sea su garantia, que coloquen el carácter por encima de la riqueza, que posean opiniones, propuestas y voluntad para cumplir lo que prometen, que no pierdan su individualidad en medio de la multitud, que sean tan honestos en las cosas pequeñas como en las grandes, que no hagan compromiso con el mal, lideres cuyas ambiciones no estén confinadas a sus deseos egoistas, que no crean que la astucia, el disimulo y la terquedad son las mejores cualidades para lograr el éxito, en fin, que sean correctos, aún cuando nadie los esté mirando; y ese es Luis Abinader, el lider que todos queremos, el próximo presidente.

Marco Baldera, es un Dirigente Político PRM

Compartir