Inicio Cine y espectáculos At Eternity’s Gate

At Eternity’s Gate

Por Etzel Báez 

El pintor Vincent van Gogh es tratado bien por algunos y cruelmente por otros de las aldeas de Arles y Auvers-sur-Oise, Francia, donde se refugia para escapar de las presiones de París. Madame Ginoux, propietaria del restaurante local, tiene pena de su pobreza y le da un libro de contabilidad, que él rellena con dibujos. Su amigo y artista Paul Gauguin, después de una convivencia intensa, se aleja. Su amado hermano y comerciante de arte, Theo, es inquebrantable en su apoyo, pero nunca consigue vender una sola pintura de Vincent.

Así el filme cuenta y muestra la azarosa vida de un genio del arte y precursor del posimpresionismo (estilo posterior al impresionismo que utiliza colores vivos, aplicación espesa de la pintura, pinceladas visibles y temas de la vida real, para llevar más emoción y expresión a sus pinturas).

El biopic se concentra en los últimos años de él en los finales del siglo XIX, allá por el 1880 cuando Latinoamérica era un hervidero de nuevas republicas y el mundo conocía el inicio de nuevos imperialismos nacidos sobre el polvo de los antiguos, tal como el estadounidense al amparo de una inocente doctrina Monroe.

Demasiadas emociones y eventos históricos desinteresaban a la gente por el arte y este pinto no conseguía sobrevivir vendiendo sus pinturas a no ser cuando las trocaba por pan y leche –verbigracia “Retrato del Dr. Gachet” que un siglo después de ser negociada por comida costó 82.5 millones de dólares–.

Hay un asunto recurrente de que se habría suicidado, pero este filme se aleja de esa versión. Encarnando magníficamente por Willem Dafoe, vemos a un hombre que se torna pintor por vocación pero sobre todo por extrema necesidad y estando a “las puertas de la eternidad”, como reza el título.

El guión escrito por el maestro Jean-Claude Carrière propone un drama repleto de momentos dramáticos de un artista que batalla consigo mismo, con una psiquis trémula que fragmentaba su vida en instantes de alucinación con excepcionales momentos de genio pictórico.

Los personajes que le circundan trazan un dialogo y una conjetura frente a su peculiar genialidad en la hipótesis de lo que sería un mundo sin el aporte de su obra. Pero esto es lo que pudiera decirse de quienes han aportado e influenciado el arte y la cultura universal. Lo exhiben en Fine Arts Cinema de Novo Centro.

HHHH Género: drama histórico biográfico.
Duración: 106 minutos.

Compartir