Inicio Internacionales Putin ordena una respuesta simétrica a una prueba balística de EEUU

Putin ordena una respuesta simétrica a una prueba balística de EEUU

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordena tomar medidas integrales para dar una respuesta simétrica a las acciones de EE.UU. tras abandonar el Tratado INF.

“Ordeno al Ministerio de Defensa de Rusia, al Ministerio de Exteriores y a otros departamentos específicos a analizar el nivel de amenaza creada por las acciones de EE.UU. para nuestro país y tomar medidas exhaustivas para preparar una respuesta simétrica”, ha declarado este viernes el líder ruso.

En una reunión mantenida con miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Federación Rusa, Putin ha afirmado que Washington lanzó una campaña de desinformación contra Moscú, acusando al país euroasiático de violaciones del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), cuando el verdadero objetivo era desmantelar el acuerdo y desarrollar nuevos misiles.

En este contexto, el dirigente ruso ha apuntado que EE.UU. solo tardó 16 días para poner a prueba el pasado domingo su nuevo misil de crucero de medio alcance después de la retirada oficial del Tratado de misiles nucleares a principios de este mes de agosto.

Dicho ensayo pone en evidencia de que Washington había planeado ejecutarlo con mucha anticipación a su abandono del convenio de misiles nucleares de alcance intermedio. “Es evidente que no fue una improvisación sino otro elemento de una cadena de eventos que se habían planeado y ejecutado con antelación”, ha sostenido Putin.

Asimismo, ha advertido que esta prueba confirma las preocupaciones expresadas en reiteradas ocasiones por Moscú en relación a que Washington “llevaba mucho tiempo involucrado en la creación de armas prohibidas por el Tratado INF” y, bajo el pretexto de que Rusia no cumplía con el convenio, EE.UU. salió del mismo. Una acusación rechazada por la parte rusa en varias ocasiones.

Tras la salida de Washington del citado pacto, firmado en 1987 entre EE.UU. y la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS)., Rusia puso también fin a su compromiso con el mismo, que prohibía a las dos potencias mundiales poseer, producir o probar misiles de crucero de un alcance comprendido entre 500 y 5500 kilómetros.

Compartir