Municipalizar los ciudadanos

0
163

Por Alfredo Freites

La Liga Municipal Dominicana es punto de fricción de la política nacional. El organismo ha decrecido en importancia pero su presupuesto atrae como abejas al panal. El que fuera rector de los cabildos ha ido desapareciendo, pero quizá pudiera haber un relanzamiento. Buscarle nuevas funciones donde su asesoría fuera nacional.

Johnny Jones es un profesional de primera línea con facilidad para comunicarse. Ya logró un reconocimiento de su labor que le ha ganado la extensión de su mandato. La LMD ha sido centro de destajo de los recursos que le ingresan porque además su autonomía deja manga ancha para un buen administrador. Amable Aristy Castro hizo mala historia en su paso por la institución. Podría ser distinto.

Pienso que la LMD sería de ayuda para municipalizar los ciudadanos. No conozco los alcances de las leyes sobre el particular, que debe haberlas porque aquí hay reglamentaciones para todo. Mis ideas son orientadas al manejo y control del espacio y los servicios que reclama un ciudadano. Que requiere una familia. Es una propuesta que facilita la elaboración de los censos y los presupuestos de los organismos gubernamentales.

Entiendo que los ciudadanos podrían estar registrados en el perímetro de la alcaldía donde residan. Cada quien, independientemente de ser soltero o casado requiere de servicios: agua, energía eléctrica, manejo de desechos, transporte, viviendas, escuelas, y los derivados de éstos que van desde farmacias hasta supermercados. Las municipalidades sabrían con tiempo o con pocas investigaciones cómo manejarse.

Hasta los organismos de seguridad podrían desarrollar mejor su labor coercitiva porque sabrían cómo estaría la densidad poblacional y quiénes viven en cada demarcación.

Nos es que me incline a un control dictatorial del ir y venir del ciudadano. En realidad ya los estados tienen control de sus ciudadanos mediante las tecnologías y los usos que cada quien les da. Los teléfonos móviles, las tarjetas de créditos y el Internet con chivatos virtuales que denuncian el ir y venir, los contactos, gustos y apremios individuales. Sin mencionar los romances e inclinaciones afines.

Para las alcaldías la movilidad del ciudadano no sería un quebradero de cabeza que  una zona podría proyectar mayor  producción de basura o falta de agua.

No hay comentarios

Dejar respuesta