Ante la escalada de violencia, Haití extiende estado de emergencia en Puerto Príncipe

Puerto Principe.- El objetivo de esta medida, de la que quedan excluidos los agentes de la fuerza pública de servicio, los bomberos, el personal de las ambulancias, los sanitarios y los periodistas debidamente identificados, es «restablecer el orden y tomar las medidas apropiadas a fin de retomar el control de la situación», añade el texto.

Asimismo, se prohíbe cualquier manifestación en la vía pública, tanto de día como de noche, en el departamento del Oeste.

«Las fuerzas del orden han recibido el mandato de usar todos los medios legales a su disposición para hacer respetar el toque de queda y detener a quienes lo incumplan», según la nota.

Violencia continúa en ascenso en Haití
Estas decisiones se toman después de que el miércoles expirara el estado de emergencia y el toque de queda de 72 horas prorrogables decretados el domingo para esa zona, a causa de la escalada de la tensión que se vive en el país desde hace una semana a manos de las bandas armadas y en ausencia de Ariel Henry, actualmente en Puerto Rico.

La violencia aumentó a raíz de que el jueves de la semana pasada se conociera el compromiso del primer ministro de celebrar elecciones a más tardar en agosto de 2025.

Desde entonces, las bandas, que aseguran que persiguen la salida del poder de Ariel Henry, han incrementado sus ataques y se suceden los tiroteos en especial en la zona metropolitana de Puerto Príncipe.

El sábado pasado, el asalto a las dos principales prisiones en la capital por parte de los grupos armados permitió la huida de más de 3.000 presos.

La escalada de la violencia comenzó con la salida de Ariel Henry del país tras asistir en Guyana a la cumbre de la Comunidad del Caribe (Caricom) y viajar a Kenia para abordar la misión multinacional de seguridad aprobada por la ONU y que liderará ese país africano.

Ahora Henry se encuentra en Puerto Rico, donde aterrizó el martes después de no poder hacerlo en República Dominicana y tras varios días en paradero desconocido.
EFE

Compartir