Inicio Cine y espectáculos La salud mental de Kanye West, un candidato a presidente de ida...

La salud mental de Kanye West, un candidato a presidente de ida y vuelta

Los mensajes erráticos y contradictorios sobre su carrera hacia la presidencia de EE UU vuelven a poner en primer plano el trastorno bipolar que padece el rapero.

Washington.- La forma de abordar la candidatura presidencial de Kanye West ha dado un giro en Estados Unidos. Después de que su esposa Kim Kardashian publicara un mensaje esta semana en Instagram en el que informaba de que el rapero padece un trastorno bipolar, los escépticos al interés real del artista por llegar a la Casa Blanca se han acallado.

En cambio, se ha abierto un debate sobre salud mental. Los erráticos comentarios del rapero sobre que su familia lo quería encerrar por haber dicho que pensó en abortar a su hija North o que los intereses detrás de los que buscan una vacuna contra el coronavirus son instalar un chip dentro de los ciudadanos se perciben de otra manera.

Cuando West acudió en mayo de 2019 al programa de David Letterman No necesitan presentación abordó su trastorno, que le fue diagnosticado dos años antes. “Cuando estás en este estado, eres hiperparanoico acerca de todo… Todo es una conspiración. Sientes que el Gobierno está poniendo fichas en tu cabeza. Sientes que te están grabando. Sientes todas estas cosas”, aseguró. A él, según contaba, los episodios maníacos lo energizan, no lo deprimen. También sostuvo que estaba bajo cuidado médico, recibiendo un tratamiento alternativo, pero que creía que la medicación podía funcionar para otros con trastorno bipolar.

El mismo mes que salió el episodio de Letterman en Netflix, Kim Kardashian se refirió al tema, algo que rara vez ha hecho, en una entrevista en Vogue, donde señaló que para su marido “tomar medicamentos no es realmente una opción, porque solo cambia quién es él”. Ahora no está claro si West ha decidido tomarlos o no.
La salud mental del veintuna veces ganador de un Grammy ha vuelto a la discusión pública y Kardashian ha hecho su declaración más extensa sobre el trastorno del músico. La famosa estrella de telerrealidad pidió a los medios y a sus millones de seguidores que tuviesen compasión con su marido. Unas palabras que llegaron después de que él escribiese, y luego borrase, una batería de mensajes en Twitter en los que decía cosas como que llevaba dos años tratando de divorciarse de su esposa, que esta pretendía encerrarlo, y que la película de terror Déjame salir (2017) trataba de él. “Si me encierran como a Mandela, ya saben”, escribió.

Además de tener “la presión de ser un artista y un hombre negro, experimentó la dolorosa pérdida de su madre, y tiene que lidiar con la presión y el aislamiento que aumenta su trastorno bipolar”, explicó Kardashian el pasado miércoles en las redes sociales. Y aseguró que su marido era una persona “brillante, pero complicada”. En la carátula del disco Ye (2018), se leía la frase “Odio ser / Bi-Polar / es increíble” sobre la imagen de la cordillera de Wyoming, donde ahora descansa en su rancho. En una de sus canciones se refiere al trastorno como su “superpoder”.

Además de las fechas límites que debe cumplir para aparecer en las papeletas de las elecciones en cada Estado, las noticias de los últimos días dejan interrogantes sobre si seguirá adelante en sus intenciones de presentar su candidatura presidencial. A mediados de mes, Steve Kramer, un asesor contratado por West, informó de que el rapero había abandonado la carrera. “Está fuera”, le dijo a The Intelligencer, de la revista New York Magazine. Sin embargo, el pasado domingo, protagonizó su primer acto de campaña en North Charleston, en Carolina del Sur. Apareció con un chaleco antibalas y atacó a la célebre abolicionista afroamericana Harriet Tubman, que en el siglo XIX participó en una red clandestina para sacar del Sur a decenas de negros, pero que según West “en realidad nunca liberó a los esclavos” sino que “hizo que fueran a trabajar para otra gente blanca”.

Pero a pesar de todos los rumores y preocupaciones por su salud, Kanye West no ha dicho oficialmente que abandona la carrera. De hecho, uno de sus últimos tuits, de los pocos que no ha borrado, reza: “Les dice su futuro presidente”.

También hay otro, publicado unos días antes, en el que anuncia que ahora se va a dedicar a la música. Entre esta retahíla de erráticos mensajes, West informó este viernes que lanzará un nuevo álbum, DONDA, el nombre de su difunta madre.

Compartir