Moradores del barrio Salomé Ureña en Sabana Perdida protestan con cacerolazos por largos apagones

Por Darwin Feliz Matos

Santo Domingo Norte.- Moradores del barrio Salomé Ureña, perteneciente a Sabana Perdida, en este municipio protestando con cacerolazos por los intensos y prolongados apagones.

Los manifestantes aprovecharon de forma espontanea que se cumplieran las 48 horas de un apagón que mantiene a oscuras a esa barriada para protestar a ritmo de cacerola.

Denuncian que llevan 48 horas sin recibir la energía eléctrica y sin que las autoridades de las Edes les expliquen las razones por la que no han solucionado la avería.

Los protestantes advirtieron que de no solucionar el problema a la mayor brevedad, se protestaran en las calles, quemando neumáticos para exigir una pronta solución.

Compartir