Inicio El País Oscuras historias de abuso sexual detrás de carreras exitosas

Oscuras historias de abuso sexual detrás de carreras exitosas

Por Anyuly Lachapelle
Santo Domingo.- Los escándalos de abuso sexual a menores de edad le ha costado su carrera profesional a muchas personalidades. Algunas de de ellos todavía guardan prisión y otros han corrido con mejor suerte al hacer arreglos previos con la parte acusadora para no pisar la cárcel.

Tras darse a conocer ayer la noticia de la variación en la prisión preventiva del payaso «Kanqui», hoy recordamos a cinco «importantes» figuras del medio que han manchado su hoja de vida con escándalos relacionados a abusos sexuales contra menores.

Pablo Ross: En agosto del 2019 el comunicador Pablo Timoteo Ross fue condenado a 10 años de prisión, luego de ser hallado culpable de abusar sexualmente de su hijastra desde que la menor tenía 12 años.
Ross supuestamente aprovechaba las circunstancias en que la menor se encontraba a solas para tocarla y la sugestionaba diciendo que no podía decir nada a sus padres.
Con este caso se generó un gran escándalo en el país, ya que públicamente varias mujeres denunciaron que habían sido acosadas sexualmente por el comunicador radial.

Hasta el día de hoy, Pablo Ross se encuentra cumpliendo la pena en el Centro de Rehabilitación Najayo Hombres.

Donni Santana: Otro que fue condenado, pero a 20 años de prisión, fue el exembajador del Consejo Nacional de Fronteras, Donni Santana Cuevas, tras ser hallado culpable de abusar contra su hijastra de 14 años.
Una de varias pruebas presentadas durante el juicio por la fiscalía, fue una carta que supuestamente escribió la menor abusada en la cual narraba cómo era violada por su padrastro.

El exfuncionario alega, sin embargo, que es completamente inocente, y que todo forma parte de una trama en su contra, ya que no hay pruebas que lo incriminen en esa acusación.

El tribunal ordenó que el condenado Santana Cuevas cumpla la sentencia en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís.

El payaso «Kanqui»: Kelvin Francisco Núñez Morel, conocido como «el payaso Kanqui» del programa infantil Kanquimanía y productor del grupo musical la Pandilla, fue acusado de abuso sexual contra 4 personas, entre ellos, 4 varones y una mujer. La magistrada sólo acogió las pruebas en favor de tres, debido a que uno de los casos prescribió.
Kanqui fue detenido el 8 de abril del 2019 en el Aeropuerto Internacional del Cibao, en Santiago, a su llegada al país procedente de Estados Unidos, un día después de que un juez de esa provincia emitiera una orden de arresto en su contra tras recibir las denuncias.

Al día siguiente, Teleuniverso, cadena de televisión que difundía el programa infantil, emitió un comunicado en el que informaba de la suspensión del contrato con Kanqui.

Núñez Morel fue apresado luego de que las supuestas víctimas hicieron la denuncia en un reportaje televisivo, donde denunciaron los alegados abusos sexuales y presión psicológica a la que fueron sometidos.

Por el caso, el acusado cumplía 3 meses de prisión preventiva en el Centro de Corrección y Rehabilitación Rafey Hombres, pero este martes la medida le fue variada y se le impuso el pago de RD$5 millones, impedimento de salida y presentación periódica.

José Acosta Castellano: Otro escándalo que dio mucho de qué hablar fue el de la acusación al exgeneral, José Acosta Castellano.
En julio del 2019, el juez José Alejandro Vargas dictó tres meses de prisión preventiva al exgeneral, acusado de abusar sexualmente de una menor.

De acuerdo con los hechos presentados por el Ministerio Público, José Acosta Castellanos habría hecho abortar en dos ocasiones a la adolescente, con quien supuestamente estuvo desde que esta tenía 15 años de edad.

En la documentación de la Fiscalía se describe que durante la relación que la joven mantuvo con el general Acosta Castellanos “ésta quedó embarazada en dos ocasiones, una en el año 2017 y la otra en el 2018, en ambas ocasiones el imputado José Alejandro Antonio Acosta Castellanos le dijo que ella no podía tener bebé, que se hiciera un aborto”. La Fiscalía aseveró que en la última ocasión le mandó trece mil pesos (RD$13,000) y le compró las pastillas abortivas Cytotec.

Según el relato, el destituido general de la Policía Nacional “en pleno conocimiento de que la víctima era menor de edad, la llamaba para que se juntaran en un parque que se encuentra en los alrededores del hogar de ésta y sostenía relaciones sexuales en su vehículo, de igual modo se desplazaban a un apartamento del imputado donde también sostenían relaciones sexuales”.

El juez José Alejandro Vargas había enviado al acusado por tres meses a cumplir prisión preventiva al centro de Operaciones Especiales, donde son detenidos los agentes policiales requeridos por la Ley. En noviembre de este mismo año se le varió la medida por una garantía económica de RD$ 100 mil pesos en efectivo, impedimento de salida del país y presentación periódica.

Ángel Antonio Bautista Piña: Por último tenemos el caso del coronel suspendido, Ángel Antonio Bautista Piña, a quien se le acusa de seducción, abuso psicológico y sexual contra una menor.
El escrito de acusación instrumentado por el Ministerio Público del Distrito Nacional narra que el acusado habría conocido a la adolescente en el mes de julio del año 2018, y, a sabiendas de que era una menor de edad, entabló una relación sentimental con la misma, llegando a sostener relaciones sexuales en diferentes lugares y ocasiones. Ésto quedó evidenciado en un video íntimo de índole sexual que circuló ampliamente en redes sociales.

En el mes de julio de 2019, el suspendido coronel fue enviado a la cárcel de Operaciones Especiales para cumplir la medida de coerción consistente en tres meses de prisión preventiva.

En octubre de ese mismo año el caso del coronel fue enviado a juicio de fondo, luego de que el tribunal admitió la acusación presentada por el ministerio público contra Bautista Piña y acogió todas las pruebas que le fueron aportadas.

 

Compartir