Inicio El País Designan a Roberto Santana como asesor honorifico del Poder Ejecutivo en políticas...

Designan a Roberto Santana como asesor honorifico del Poder Ejecutivo en políticas de Seguridad

Santo Domingo.- El presidente Luis Abinader expresó esta tarde que la Reforma Penitenciaria que se implementará en todo el país, es de vital importancia y de máxima urgencia para la nación.

Consideró que la misma demuestra una firme determinación que tiene el Gobierno de cambiar todo ese sistema de forma integral.

El jefe del Estado hizo estas afirmaciones al encabezar la presentación del Plan de Apoyo a la Reforma Penitenciaria de la Seguridad Ciudadana, en el salón Las Cariátides del Palacio Nacional.

“Con esta reforma que hoy comenzamos a trabajar y a diseñar, queremos hacer constar que es nuestra firme determinación de cambiarlo todo de forma integral”, dijo.

El mandatario consideró que la política penitenciaria no puede ser un elemento ignorado, al margen de un sistema de seguridad integral.

“Esta reforma es vital y de máxima urgencia para nuestra nación, y a ello he encomendado la tarea a don Roberto José Santana, a quien hoy mismo he nombrado asesor honorífico del Poder Ejecutivo en políticas de Seguridad y Sistema Penitenciario”, afirmó el presidente Abinader.

Indicó que la presentación del Plan de Reforma Penitenciario es parte de los primeros pasos que da el gobierno para poner a funcionar un nuevo modelo de seguridad para todo el país.

De su lado, el asesor honorífico del Poder Ejecutivo en Políticas de Seguridad y Sistema Penitenciario, Roberto Santana, sugirió al gobierno la creación de un sistema nacional de seguridad ciudadana en el que actúen y se comprometan todas las instituciones públicas vinculadas al bienestar y a la tranquilidad de la población.

Santana agregó que se deben mejorar las instituciones para que puedan cumplir su rol, en un ambiente de confianza y apoyo de la ciudadanía. Afirmó que para lograr esa meta se debe actuar en coordinación con las organizaciones y comunidades atendiendo una agenda sana de convivencia.

Compartir