Inicio El País Jean Alain archivó expediente de Radhamés Segura sobre quien aún persisten imputaciones

Jean Alain archivó expediente de Radhamés Segura sobre quien aún persisten imputaciones

Santo Domingo.- El auto de apertura de juicio depositado por el Ministerio Publico en la Suprema Corte de Justicia contra los 14 implicados en el caso de sobornos pagados por la constructora Odebrecht, contiene acusaciones que contradicen los argumentos expuestos por el ex procurador Jean Alain Rodríguez para justificar el archivo definitivo de los expedientes de ocho de los encartados.

Se trata de los casos archivados el  27 de septiembre del 2019 que beneficiaron a Juan Temístocles Montás, Julio César Valentín, Alfredo Pacheco, Ruddy González, César Sánchez, Bernardo Castellanos, Máximo De Óleo y Radhamés Segura.

Al motivar el auto del archivo definitivo emitido en secreto a favor de los 8 imputados, Rodríguez argumentó que el mismo se hizo “tras considerar que no se encontró evidencias suficientes que indiquen su vinculación en el caso”.

No obstante, en el auto de acusación del que fue apoderado el juez de la instrucción especial de la Suprema Corte de Justicia, Francisco Ortega Polanco, la Procuraduría General de la República subsisten imputaciones contra algunas de esas ocho personas que debieron ser conocidas y decididas al menos en el juicio preliminar.

Entre esas incongruencias detectadas está el caso del ingeniero Segura, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), contra quien fueron formuladas al menos dos páginas de acusación.

Sin embargo, pese a esas evidencias, no se sabe si por  error u omisión, su expediente figura entre los archivados de manera definitiva.

Las adendas de Radhamés

En el autor de apertura a juicio, el Ministerio Público imputó al ingeniero Segura, entonces vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctrica Estatales (CDEEE), haber incurrido en los delitos de desfalco, soborno, enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

Conforme a la acusación del Ministerio Público contenida en la solicitud de medida de coerción, Segura firmó tres adendas al contrato inicial del proyecto Hidroeléctrica Pinalito que aumentaron el costo de esa obra en un 140%, cuando la ley sólo autoriza incremento en un 25 por ciento del costo de la obra.

La obra había sido contratada por US$131,721,079 el 30 de octubre del 2002 por César Sánchez Torres, también principal ejecutivo de la CDEEE, y las adendas o  modificaciones contractuales fueron firmadas Segura con el aumento a US$187,393,862.

Asimismo, en el acta de acusación Jean Alain Rodríguez solicita apertura a juicio contra Segura por “justificar en adenda la ejecución de trabajos de rehabilitación de la carretera El Abanico-Constanza, y posteriormente darle un uso distinto al que fue contratado, debe ser tomado como evidencia a prima facie de desfalco”.

La implicación de Segura en esos presuntos hechos, surgió luego de ser señalado por los delatores Ernesto Sa Viera Baiardi y Marco Vasconcelos Cruz, como una de las personas que pudieron haber sido sobornadas por la Constructora Norberto Odebrecht.

Posteriormente, el procurador general y Laura Guerrero Pelletier, directora de la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), archivaron provisionalmente el expediente, alegando que “no ha sido posible corroborar esa información dado que el mismo no presenta movimientos financieros relevantes que sirvan para sustentar ante un tribunal que aceptara soborno o se enriqueciera ilícitamente”.

Sin embargo, del auto de archivo  se excluyó el delito de lavado de activos y tampoco explica si los bienes muebles e inmuebles adquiridos por el imputado, así como el flujo de dinero que haya manejado en sus cuentas personales, eran justificados con los salarios que devengó como funcionario público y sus actividades privadas.

Compartir