Joe Biden prometió un EEUU firme ante los regímenes de China e Irán

Los demócratas reconocieron que Trump adoptó una postura y un discurso adecuado ante Beijing.

Los futuros ministros del presidente electo de Estados Unidos Joe Biden se plantaron este martes con firmeza ante los regímenes de China e Irán, al tiempo que prometieron romper con la diplomacia unilateralista de Donald Trump.

“Podemos ganar la competencia con China”, dijo el nominado a secretario de Estado, Antony Blinken, al inicio del proceso de confirmación en el Senado de los escogidos por Biden para integrar su gabinete.

Blinken admitió que Trump, que nunca fue bien visto por los demócratas, “tenía razón al asumir una posición más firme ante China”.

Esas declaraciones se dieron mientras Trump subrayaba su estrategia ante Beijing como uno de los puntos fuertes de su gestión.

Redinamizamos nuestras alianzas y unimos a los países del mundo para hacerle frente a China como nunca antes”, dijo el mandatario saliente en su discurso de despedida, un día antes de dejar la Casa Blanca.

Y, también en concordancia con Trump, Blinken dijo en el Congreso que no se revertirá la controvertida decisión del magnate republicano de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar la embajada hacia allí.

Con Trump, Estados Unidos se enfrascó en una confrontación sin pausa con China a la cual su secretario de estado saliente Mike Pompeo le dio la apariencia de una nueva Guerra Fría.

Y los conservadores estadounidenses multiplicaron las acusaciones de debilidad de Biden al que acusaron de ser parte de quienes desde hace años esperan en vano que la globalización favorezca la democratización de China.

A esos críticos, el equipo de Biden dejo en claro que el nuevo presidente quiere plantarle cara a Beijing.

Blinken dijo compartir la afirmación de este martes de Pompeo de que China esta perpetrando un genocidio contra los musulmanes uigures.

La próxima directora de inteligencia nacional Avril Haines admitió por su parte que Estados Unidos debería “evolucionar y responder ante la realidad de una China más segura de sí misma y más agresiva”.

Compartir