Stephen Muldrow tras arresto de Félix Verdejo: “Continuaremos trabajando para poner fin a la violencia de género”

El boxeador enfrenta cargos a nivel federal por los delitos de secuestro, “carjacking” y muerte de un bebé por nacer.

El fiscal Stephen Muldrow afirmó que la Fiscalía federal en Puerto Rico continuará “trabajando para poner fin a la violencia de género” tras el arresto del boxeador Félix “El Diamente Verdejo Sánchez”, quien se entregó durante la noche de ayer como el principal sospechoso del asesinato de Keishla Marlen Rodríguez Ortiz.

“Felicito a nuestros socios en el FBI, el Negociado de Policía de Puerto Rico y el Departamento de Justicia de Puerto Rico por sus esfuerzos dedicados e incansables que llevaron a los cargos y arresto del acusado. Continuaremos trabajando para poner fin a la violencia de género y ofrecemos nuestro más sentido pésame a la familia de la víctima”, expresó Muldrow en declaraciones escritas.
Las autoridades federales acusaron a Verdejo Sánchez por los delitos de secuestro con resultado de muerte, robo de vehículo (carjacking) con resultado de muerte y muerte intencional de un feto. Rodríguez Ortiz tenía un mes de embarazo producto de su relación con el boxeador, según indicaron sus familiares la semana pasada luego que se reportara su desaparición.

La Fiscalía federal explicó que las penas por secuestro y carjacking incluyen cadena perpetua o pena de muerte, y cadena perpetua por el asesinato intencional de un bebé por nacer. A nivel estatal no se aplica la pena capital, pero sí a nivel federal. Un gran jurado federal deberá decidir si le aplicará la pena capital.

“Nuestros corazones están con la familia y los amigos de la víctima. Es importante señalar que el rápido cambio en esta investigación no hubiera sido posible sin los increíbles esfuerzos de nuestros colegas de la División del Cuerpo de Investigaciones Criminales del Negociado de la Policía de Puerto Rico”, declaró por su parte Félix Alvarado, agente especial a cargo de la oficina del FBI en San Juan.

La Fiscalía federal recordó que las denuncias y acusaciones penales contienen solo cargos y no son evidencia de culpabilidad. Se presume que los imputados son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de una duda razonable.

Compartir