Movimiento llama al senado a rechazar código penal que excluye 3 causales

El Movimiento por las Tres Causales asegura que continuarán movilizadas para defender la vida, salud y dignidad de niñas y mujeres.

Santo Domingo.- El Movimiento por las Tres Causales repudió enérgicamente la decisión de la Cámara de Diputados de excluir las tres excepciones a la penalización del aborto en el Código Penal: cuando la vida de la niña o mujer está en riesgo, cuando el embarazo es inviable y cuando es resultado de violación o incesto.

Advirtió que la decisión continuará provocando muertes que podrían evitarse, como el caso de Rosaura (Esperancita), de 16 años y el caso aún en investigación de Winifer Núñez, de 25 años, quien perdió la vida hace menos de un mes y cuya familia asegura que fue a consecuencia de una malformación de la criatura.

“Las y los diputados, que votaron por un código sin la despenalización del aborto en las tres causales, le fallaron a la sociedad, Alfredo Pacheco y el liderazgo del PRM dieron la espalda a las niñas y mujeres dominicanas, negándoles la posibilidad de decidir sobre sus vidas y su salud cuando están en riesgo”, expresaron

“Esta es una expresión de irresponsabilidad de las y los legisladores de la Cámara Baja, que votaron a favor de la muerte y atropello de las mujeres”, indicaron las organizaciones, colectivos y activistas que forman parte del movimiento.

Hicieron un llamado a los senadores a consultar a los expertos en la materia, a estudiar las legislaciones de otros países y, sobre todo, a conocer las consecuencias que estas medidas de penalización absoluta de la interrupción del embarazo, tienen para las familias dominicanas.

“Negar la posibilidad de decidir si interrumpir o no un embarazo en estas tres situaciones extremas es obligar a niñas y mujeres a morir, a arriesgar su salud o a vulnerar su derecho a la dignidad. República Dominicana es uno de cinco países de la región que aún no reconoce excepciones al castigo del aborto, incluso para proteger los derechos fundamentales de niñas y mujeres”, continuó.

El pasado 23 de mayo decenas de miles de manifestantes expresaron su apoyo a la inclusión de las tres causales en el Código Penal para garantizar la protección de los derechos a la vida, salud, dignidad e integridad de las niñas y mujeres. República Dominicana es uno de los países con mayor tasa de fecundidad infantil y adolescente de la región, así como una de las más altas tasas de mortalidad materna.

De igual forma las organizaciones reunidas en el movimiento rechazaron la exclusión del Código Penal la discriminación por orientación sexual, calificando como una vergüenza que los legisladores, escogidos por el pueblo para el aseguramiento de derechos legitimen esta y cualquier otro tipo de discriminación que reduzca acceso a derechos y lacere la dignidad humana.

Compartir