A 19 años de la muerte de Joaquín Balaguer, la página en blanco de uno de sus libros sigue despertando interés

Santo Domingo.- Vilipendiado por muchos, alabado por otros. Joaquín Balaguer cumple hoy 19 años de su muerte y sigue generando debates y despertando emociones en personas que lo recuerdan, a quien lo calificaron como “el padre de la democracia”.

Pero dentro de su prontuario que ha sido objeto de debate incluso previo a su muerte, hay uno en particular que, luego de casi dos décadas de su fallecimiento sigue ocupando los titulares: Cuando Joaquín Balaguer escribió su libro “Memorias de un cortesano en la Era de Trujillo” dejó en blanco una página para que una persona, hasta el momento desconocida, 20 años luego de su muerte revele quién fue el autor del asesinato del periodista Orlando Martínez.

A pesar de que la obra del expresidente de la República relata parte de su vida y cómo conoció y estuvo al lado del tirano Rafael Leónidas Trujillo, fue durante su gobierno que el comunicador Orlando Martínez cayó abatido sin que hasta el momento se conozcan los autores de su muerte.

Aunque la famosa página en blanco sería reservada para varios acontecimientos “sin resolver”, es la muerte del periodista lo que ha llamado más la atención. Hasta el momento, luego de cumplirse 19 años del fallecimiento de Balaguer, no se ha dicho quién es la persona que tiene la encomienda de completar el libro, aunque su sobrino, Joaquín Ricardo, había dicho hace varios años que ya ese es un caso cerrado.

Cuando a Orlando Martínez lo mataron el 17 de marzo de 1975, Balaguer ordenó una “profunda” investigación, y dijo que luego de que la justicia termine de investigar el caso después él se pronunciaría.

“Puede ser que la mía disienta y puede ser que no”, dijo el que muchos consideran como uno de los más grandes líderes de la política dominicana.

Joaquín Balaguer murió el 14 de julio del año 2002 a causa de dos úlceras producidas por los medicamentos que ingería.

Se recuerda que su sepelio se ha registrado como uno de los más multitudinarios de la historia de la República Dominicana, donde se vio a decenas de personas llorar el fallecimiento del siete veces presidente del país.

Compartir