Cuba Si, Haití No

Por Juan TH
En Cuba hay un Estado, en Haití no.

En Cuba hay un gobierno, en Haití no.

El gobierno cubano es legítimo, el de Haití no.

En Cuba hay instituciones, en Haití no.

¿Por qué Estados Unidos quiere que Cuba sea como Haití, y no al revés, que Haití sea como Cuba?

¿Por qué Estados Unidos quiere destruir un país que existe, como Cuba y no construye uno que dejó de existir hace muchos años, como Haití?

En Cuba no hay analfabetismo. Las Naciones Unidas estableció que fue el único país del mundo en cumplir con los objetivos planteados en el Foro Mundial de la Educación realizado en Dakar en el año 2000. La educación en Cuba es gratuita, al igual que la salud, razón por la cual la esperanza de vida en el país socialista es de 80 en las mujeres y de 78 en los hombres. Cuba es de los países en el mundo que tiene más personas con 100 años o más. (Mas de 2,000 pasan de los cien años de vida) Miles de médicos cubanos rinden servicios en más de 60 países lo cuales le generan al país más de cinco mil millones de dólares. Ningún ciudadano paga un centavo por asistir a las escuelas o universidades, ni para atenderse en un hospital, no importa la dolencia o enfermedad que padezca. Cuba es un gran productor de vacunas, ya ha producido una contra el Covid-19 que servirá para inocular a toda su población y para darla a otros países. ¿Ese es el país que Estados Unidos ha estado saboteando y obstaculizando para que no avance, crezca y se desarrolle hasta convertirse en uno del primer mundo en materia tecnológica y científica?

Es cierto lo que dice el gobierno: Hay 200 millones de niños en las calles del mundo, ninguno es cubano.

En Haití el promedio de vida de los once millones 300 mil habitantes, aproximadamente, es de 63 años en las mujeres y de unos 60 en los hombres. La mitad no sale leer ni escribir. El 50% de los niños en edad escolar no asiste a las escuelas. El sistema de salud colapsó hace muchos años; la gente muere en las calles por hambre, sin ropa, vivienda, electricidad, agua potable, transporte, seguridad ciudadana, etc.

En Haití la deforestación es del 98%, contrario a Cuba, que ni los ciclones han podido deforestar.

Haití es uno de los países más pobres del mundo. Cuba no.

En Haití no hay bloqueo económico, como en Cuba desde hace más de 60 años.

El bloqueo le ha costado a la mayor isla de las Antillas más de cien mil millones de dólares. ¿Se imaginan a Cuba socialista con más de cien mil millones de dólares invertidos en salud, educación, industria, energía, presas, agricultura, etc.? Con más de cien mil millones de dólares invertidos en la gente estoy seguro que Cuba sería el país con mayor desarrollo del Continente Americano, incluyendo Estados Unidos, solo comparable en desarrollo humano con Canadá.

Estados Unidos, la primera economía del mundo, la primera potencia, el imperio más poderoso que ha conocido la humanidad, tiene millones de analfabetos, (43 millones con dificultad para leer y escribir, en tanto que 16 millones son totalmente analfabetos) tiene igualmente millones de pobres hambrientos, (35 millones) niños en las calles sin hogar ni familia, (4 millones de adolescentes y 3 millones de adultos como mendigos) La educación está privatizada al igual que la salud.

Si comparamos el sistema democrático de Estados Unidos con la “dictadura” cubana, donde la salud, la educación son gratuitos, donde el pago de viviendas y de la energía eléctrica son bajísimos, la seguridad ciudadana está garantizada, sin problemas de alcoholismo, ni narcotráfico, con violencia mínima, me quedaría sin pensarlo dos veces, con el régimen socialista.

Desde hace años me pregunto, ¿por qué Estados Unidos no deja que el pueblo cubano tome sus decisiones como lo hizo con el triunfo de la revolución en 1959, sin injerencia de ninguna potencia? ¿Por qué no termina con el bloqueo económico, político y cultural que mantiene por más de 60 años, que impide el desarrollo sostenido de la isla?

¿Por qué Estados Unidos no acude con todo su poderío económico, político y militar en ayuda del pobre pueblo haitiano que se muere de hambre?

¿Por qué no invierte 50 o 100 mil millones de dólares en sus instituciones creando escuelas, universidades, hospitales, presas, viviendas, calles y carreteras, industrias que generen miles de empleos?

¿Por qué no envían soldados sin armas a forestar su territorio para que los ríos vuelvan a nacer y con ellos la vida?

Las “protestas” de miles (en ninguna había más de 500 personas) de cubanos fueron planificadas y financiadas por instituciones y fundaciones dirigidas y patrocinadas por Estados Unidos que insiste en desestabilizar y destruir el socialismo que tantos esfuerzos y sacrificios le ha costado al pueblo cubano.

¡Estados Unidos no, Cuba si!

Compartir