Gamundi dice desacuerdos entre Bosch y Jiménez Moya dividiieron PRD

Santo Domingo.- El exmilitante del PRD, Rafael Gamundi Cordero, afirmó que las divisiones en esa organización iniciaron por desacuerdos entre Juan Bosch y Enrique Jiménez Moya.

Gamundi Cordero, quien fue dirigente del Movimiento de Liberación Dominicano (MLD) durante la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, relató que hubo una fuerte división entre los distintos grupos del PRD radicados en el extranjero que se preparaban para derrocar el régimen.

“El partido era muy pequeño, era varias seccionales, había una seccional en Nueva York, una en Caracas, la de Cuba que se había descompuesto y la de Puerto Rico”, dijo.

El actual presidente de la Comisión Nacional de Estrategia del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD) detalló que los planes de invasión contra Trujillo se vieron frustrados debido a diferencias entre los dirigentes de los grupos perredeístas.

En una entrevista para el programa «Revista Dominical Dejando Huellas», producido por Onorio Montás y transmitido por CDNRadio, explicó que el conflicto se produjo tras la llegada del entonces presidente cubano, Fidel Castro a Caracas, Venezuela, el 23 de enero de 1959.

«Castro dio un discurso formidable en contra de los dictadores y los tiranos diciéndole a los pueblos que luchen por su libertad, su democracia y por la patria. Según describió Gamundi Cordero, se trató de un hecho apoteósico, para el que todo el pueblo fue a recibirlo y ver a los denominados barbudos», dijo.

Afirmó que posterior a este discurso, Jiménez Moya, quien aún no era comandante en ese entonces del Ejercito de Liberación Dominicano (ELM) que organizaba las expediciones de junio de 1959, invitó a diversos dirigentes del PRD a una reunión para tratar asuntos relacionados con la invasión que estaa organizandohacia el tirano.

Al encuentro asistieron Juan Bosch, Ángel Miolán y Nicolás Silfa, quienes fueron recibidos por Enrique Jiménez Moya, José Horacio Rodríguez, quienes murieron en la expedición y Delio Gómez Ochoa aún sobreviviente.

Afirmó que cuando Bosch se interesó por conocer los planes que tenían sus anfitriones, Jiménez Moya se reaccionó de forma airada, con su contestación a causa de su desconfianza.

Compartir