Piden la renuncia del primer ministro de Haití tras ser citado a testificar por el asesinato de Jovenel Moïse

Puerto Principe.- La Oficina de Protección Ciudadana (OPC) de Haití hizo un llamado este sábado a la dimisión del primer ministro del país, Ariel Henry, tras ser citado por la justicia como parte de las investigaciones llevadas a cabo sobre el asesinato del presidente Jovenel Moïse, informaron medios locales.

La Fiscalía nacional llamó a comparecer a Henry luego de que los investigadores confirmaran una serie de intercambios telefónicos entre él y Joseph Félix Badion, uno de los tres principales sospechosos del magnicidio, ocurrido en julio pasado. “La OPC está indignada y pasmada tras la confirmación de tales datos y pide la dimisión del primer ministro Ariel Henry (…) Debe renunciar sin demora y volver a disposición de la justicia”, aseguro la entidad.

Como parte de las investigaciones sobre el magnicidio en Haití, el comisionado del gobierno en el tribunal de Primera Instancia de Puerto Príncipe, solicitó este martes a Digicel Group (una compañía de telecomunicaciones fundada en Bermuda y con sede en Jamaica y que opera en gran parte del Caribe) una correspondencia para remitir a la Fiscalía los registros de las llamadas telefónicas realizadas de los números de Joseph F. Badio y Ariel Henry.

Badio, un exfuncionario del gobierno de Haití, y Henry, actual primer ministro haitiano. Según reportes de prensa en ese país, los registros de las llamadas corresponden a las realizadas del 1 al 15 de julio del año 2021.

Este paso es parte de la verificación de nueva información proporcionada en el informe de la red nacional de defensa de los derechos humanos, seguido de una denuncia de la organización Viv Ayiti, relacionada al malogrado presidente de la vecina nación.

De acuerdo a los reportes, las autoridades están esperando esa información para presentar una posible formal acusación contra el primer ministro de Haití, Ariel Henry dentro de las próximas 48 horas en torno al magnicidio.

Martine Moïse, viuda del presidente de Haití Jovenel Moïse, asesinado hoy hace dos meses, prometió este martes continuar la lucha de su marido para favorecer a los más débiles.

En una serie de mensajes en Twitter, Martine Moïse, quien ha adelantado sus intenciones de presentarse a las próximas elecciones presidenciales, dijo que con el magnicidio, “el pueblo haitiano perdió al líder que estaba cambiando las condiciones” de vida de la población.

“La lucha no es política, es económica. Eso no puede terminar aquí. Honraremos la memoria del presidente Jovenel, seguiremos luchando para que el sol brille para los más débiles”, afirmó.

En otro mensaje, la primera dama también pidió “justicia” para su marido, quien fue asesinado a tiros el 7 de julio, en un ataque perpetrado por un comando de mercenarios, en su mayoría colombianos, que entraron a la residencia del mandatario sin encontrar resistencia por parte de las fuerzas de seguridad.

Compartir