Los diez pecados capitales del PLD

Esos 16 años se caracterizaron por la anti reforma donde todo el quehacer público retrocedió y se prostituyó.

Por José Lois Malkún
1. Controlar todos los poderes del estado.Fue una obsesión enfermiza controlar todos los poderes del estado: justicia, congreso, cámara de cuentas, tribunal electoral, JCE y el poder ejecutivo mismo, que se convirtió en una cantera de activistas políticos para asegurar los votos que lo mantendrían eternamente en el poder. Triplicaron la nomina y en esa misma medida triplicaron el caos y la corrupción.

2. Control de los medios. Otra barbaridad fue el gasto en prensa y propaganda que alcanzó la cifra de RD$12 mil millones al año. Tenían copado el 80% de los programas de televisión y radio y hacían lo mismo con los medios escritos y digital usando el chantaje y la amenaza.

3. Corrupción: La corrupción llego a niveles jamás visto en la historia dominicana desde la caída de Trujillo. Llegamos a ocupar los primeros lugares en la lista de países mas corruptos del mundo. Corrupción que salía del mismo despacho presidencial y se extendía por todo el ensamblaje institucional.

4. Endeudamiento: A pesar de que en los 16 años que gobernó el PLD la economía crecía en promedio un 5.4% anual, la deuda pública se cuadruplicó, porque era la fuente que permitía financiar las grandes obras que realizaron empresas privadas nacionales y extranjeras que repartieron cientos de millones de dólares en comisiones y sobornos. Los escándalos de corrupción de Odebrecht, que amarraba sus proyectos con préstamos del Banco de Brasil, tuvieron su epicentro en nuestro país donde establecieron su base de operaciones para distribuir sobornos en todo el continente.

5. Violación a las leyes de compras y contrataciones: El grado a grado se convirtió en el negocio ilícito más lucrativo del mundo donde se robó a manos llenas. Odebrecht se lleva las palmas en esta materia por el número de obras y los montos pagados. Con las compras de bienes y servicios sucedió exactamente lo mismo. La compra de asfalto y los permisos de importación de alimentos significaron miles de millones en pagos de sobornos que llevaron a varios funcionarios peledeistas a ubicarse en el tope de los más ricos del país.

6. Nepotismo: en ciertas instituciones llegaron a trabajar hasta 30 personas de una misma familia. En adición a eso, desde las empleadas domésticas, jardineros y serenos, hasta el lavador de carro o el limpiabotas, tenían su picada en alguna nominilla del gobierno. Fue realmente una de las acciones más repugnante.

7. Inmunidad absoluta. El presidente Medina declaró: Corrupción, aquí no hay corrupción ¿dónde están las pruebas?” A pesar de las decenas de denuncia en algunos medios de comunicación, que se arriesgaban a poner en evidencia la corrupción de algunos funcionarios del PLD, con documentos y pruebas contundentes, el gobierno las ignoraba totalmente bajo el principio que imperaba de otorgarle inmunidad a toda su gente. Eso permitía que los funcionarios y empleados robaran sin temor y lo hiciera de manera abierta y mezquina.

8. Institucionalidad. El PLD se burlo de todo lo que olía a reforma institucional. Convirtieron la administración publica en un chiquero, y ni una de las recomendaciones dadas por el FMI o el BM por más de una década, para reformar sectores como la educación, la salud, la electricidad, la justicia, los servicios de seguridad pública, el código laboral, el tema fiscal, el transporte y sector agua y saneamiento, le pusieron el más mínimo caso. Esos 16 años se caracterizaron por la anti reforma donde todo el quehacer público retrocedió y se prostituyó.

9. Relaciones exteriores. En cada consulado o embajada de Republica Dominicana en el exterior se nombraron tanta gente que apenas asistían a la oficina un 30% porque ya no había espacio para albergar mas gente. Nos convertimos en el hazmerreír de la diplomacia mundial ya que llegamos a tener más persona nombradas en las embajadas y consulados dominicanos que la de muchos países desarrollados.

10. La mentira y la desinformación. Al tener el control de los medios, el PLD se especializo en la desinformación. Mentían casi en todo o distorsionaban la verdad de tal manera que la gente terminaba confundida y sin saber en que creer. Llegaron a mentir tanto que se contradecían diciendo una cosa hoy y otra mañana desmintiendo una mentira. Las cifras sobre la pobreza son un buen ejemplo de manipulación.

Aun así, el PLD pretende dar lecciones de moral, hablan como si jamás hubieran gobernado y critican los males que ellos mismos crearon. Pero esa es la democracia y solo el pueblo con su voto puede impedir que esta desgracia jamás se repita

Compartir