Ucrania dijo que Rusia aceptó “oralmente” sus propuestas y podría concretarse la reunión entre Putin y Zelensky

El negociador jefe ucraniano en las conversaciones de paz con Rusia, David Arakhamia, aseguró este sábado que Moscú aceptó “oralmente” las principales propuestas ucranianas y que Kiev estaba esperando una confirmación por escrito.

En un programa de televisión, el delegado sugirió que las negociaciones para poner fin al conflicto habían avanzado de manera considerable: “La Federación Rusa ha dado una respuesta oficial a todas las posiciones, que es que aceptan la posición [ucraniana], excepto en la cuestión de Crimea”, anexionada por Rusia en 2014, dijo Arakhamia.

También agregó que aunque no había “ninguna confirmación oficial por escrito”, la parte rusa lo dijo “oralmente”.

“El equipo ruso confirmó nuestra tesis de que el borrador de acuerdo está lo suficientemente desarrollado para sostener consultas directas entre ambos líderes, los presidentes de Ucrania y Rusia”, escribió Arahamiya en su canal oficial de Telegram.

Por otro lado, Arakhamia se refirió a la opsibilidad de organizar un encuentro entre los presidentes ucraniano, Volodimir Zelensky, y ruso, Vladimir Putin, éste tendría “muy probablemente” lugar en Turquía.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que recibió a delegaciones rusas y ucranianas en su país esta semana, “nos llamó a nosotros y a Vladimir Putin” el viernes, diciendo que sería el anfitrión de dicha reunión, reveló.

“No conocemos ni la fecha ni el lugar, pero pensamos que el lugar será muy probablemente Ankara o Estambul”, dijo Arakhamia.

Desde el inicio de la invasión de Ucrania el 24 de febrero, Zelensky ha pedido en varias ocasiones reunirse con Putin, hasta el momento sin éxito.

El negociador ucraniano subrayó que Moscú había acordado durante las conversaciones que un referéndum sobre la neutralidad de Ucrania sería “la única salida a esta situación”. Si los ucranianos no aceptan ese estatus, “volveremos a un estado de guerra, quizás, o a nuevas negociaciones”.

El Kremlin, por su parte, insiste en que Ucrania no debe ingresar en la OTAN y debe optar por la neutralidad. En relación a las negociaciones, el vocero de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, dijo que Rusia acuerda proseguir con las negociaciones y reprochó a Kiev que vete Bielorrusia como anfitrión de estos contactos.

“Nos encantaría seguir con las negociaciones en Bielorrusia, pero los ucranianos no quieren (…). Hay que reconocer que lo más importante es buscar un lugar en el que podamos reunirnos con los negociadores ucranianos y, lo más importante, que prosigan ya sea en Estambul o en otro lugar”, afirmó Peskov confirmando la versión de su par ucraniano sobre Turquía.

Peskov considera que “es posible” lograr los objetivos de la invasión rusa de Ucrania mediante la negociación, “aunque no va a ser fácil”.

En cuanto a uno de los objetivos de la “operación militar especial” rusa en Ucrania, Peskov dijo sobre la “desmilitarización” que “va a todo tren”. “El potencial militar, la infraestructura militar de Ucrania han quedado destruidas en gran parte”, destacó.

Además mncionó como fin la restauración de las fronteras de Donetsk y Lugansk vigentes en 2014. “Hemos reconocido su independencia y la operación comenzó tras la petición de ayuda de estas dos repúblicas”, señaló.

Compartir