Rusia afirma haber destruido una fábrica de misiles cerca de Kiev

Moscú.- La contienda prosigue luego de que en las últimas horas se confirmara el hundimiento del buque insignia ruso. Mientras existen versiones encontradas sobre la supervivencia de la tripulación, como respuesta a la caída de su embarcación, bombardeó instalaciones militares próximas a la capital ucraniana.

Entretanto, el presidente Zelenski detalla que fallecieron entre alrededor de 3.000 soldados; abren nueve corredores humanitarios y RSF reestablece el servicio de RFI en Rusia.

El conflicto armado entre Rusia y Ucrania no cesa. Luego de la caída de un portentoso buque ruso en el Mar Negro, el cual supuso un duro golpe, este sábado respondieron adjudicándose la destrucción de una fábrica militar en Kiev.

Mientras, se fijan nueve corredores para proseguir la evacuación. La mayoría son en Lugansk, pero también incluyen a la sitiada ciudad portuaria de Mariúpol; en tanto Volodimir Zelenski dio cifras de los caídos ucranianos, los cuales rondan entre 2.500 y 3.000.

Estas son las noticias más relevantes de la guerra en Ucrania del sábado 16 de abril:

Este sábado el periódico ‘The Times’ informó que, por primera vez desde el estallido del conflicto, miembros de las fuerzas especiales de Reino Unido están en Kiev preparando a las milicias locales.

Así le aseguraron dos oficiales de dos batallones que permanecen en la capital de Ucrania, quienes manifestaron que recibieron entrenamiento de unidades británicas.

Según detallaron, las fuerzas especiales están instruyendo a los soldados ucranianos para utilizar los NLAW, los misiles antitanques que fueron entregados por el Reino Unido.

Este sábado desde Moscú anunciaron que el primer ministro británico y otros doce altos funcionarios no podrán ingresar a Rusia por “las acciones hostiles sin precedentes” que han efectuado desde la invasión a Ucrania.

El Ministerio de Exteriores ruso explicó que la medida es una “respuesta a la desenfrenada campaña político-informativa desatada por Londres”. Acusaron al Reino Unido de buscar el “aislamiento internacional de Rusia, crear condiciones para contener y estrangular la economía”.

Además, agregaron que las actitudes británicas como “atiborrar de armas letales al régimen de Kiev y coordinar esfuerzos similares de parte de la OTAN”, profundizan la gravedad de la situación en torno a Ucrania.

Más allá de Boris Johnson, el veto también incluye al viceprimer ministro y los encargados de las carteras de Exteriores, Defensa, Transporte, Interior, Economía, Empresas, Energía y Estrategia Industrial y Cultura. Además, el secretario de Estado para las Fuerzas Armadas, la primera ministra de Escocia, la fiscal general de Gales y ex primera ministra Theresa May.

Este sábado se llevó a cabo la reinauguración de la dependencia italiana en Ucrania luego de estar desplazado en Leópolis desde el estallido de la invasión rusa. A partir del próximo lunes estará “totalmente operativa”, según confirmó el embajador Pier Francesco Zazo.

“La reapertura de nuestra embajada de Kiev representa para nosotros un momento esperanzador tras más de cincuenta días del inicio del conflicto”, expresó el diplomático, quien catalogó como un “gesto simbólico” este movimiento.
La asociación informó que volvió a poner en línea la web de Radio France Internacional luego de ser censuradas por autoridades del regulador de telecomunicaciones de Rusia.

RSF puso en vigor su operativo “Collateral Freedom”, la cual consta con una red de hackers e ingenieros de ciberseguridad que luchan contra la censura. Es el mismo procedimiento que se utilizó para restaurar en marzo el sitio de Deutsche Welle, otro de los medios a los que Moscú les bajo el pulgar.

“No es posible dejar que el Kremlin niegue el derecho a la información a sus ciudadanos”, expresó el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

Para este sábado se establecieron nuevos caminos para evacuar los lugares de mayor asedio, según afirmó la viceprimera ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk.

Los corredores humanitarios en total son nueve, incluyendo la castigada ciudad de Mariúpol, la cual está bloqueada y sitiada por tropas rusas hace semanas. Los habitantes de la urbe portuaria podrán salir mediante vehículos privados.

Además, cinco serán para deshabitar la región de Lugansk, uno de los lugares que están bajo fuertes bombardeos, manifestó Vereshchuk.

Fuentes del Departamento de Defensa estadounidense afirmaron que el Moskvá fue destruido luego de sufrir el impacto de dos misiles de Ucrania, coincidiendo con la versión emitida por Kiev.

Los informes de Inteligencia de EE.UU. también indican que varios muertos de la tripulación del buque fallecieron y otros pudieron sobrevivir por botes salvavidas.

Compartir