Mujica: América Latina es el “continente más injusto que hay arriba de la tierra”

«La política no es una profesión para hacer plata; el que quiera enriquecerse que vaya al comercio o a la industria», subrayó el expresidente uruguayo.

El que fuera mandatario del país suramericano entre 2010 y 2015 por la coalición de izquierdas Frente Amplio hizo estas declaraciones en el cierre de la asamblea general del movimiento Emaús que durante esta semana reunión a más de 400 activistas África, América, Asia y Europa.

«Tenemos una honda deuda social de la que tenemos que ser conscientes y no disimular», expresó Mujica, y convocó a «toda la fuerza de la sociedad» para revertir este fenómeno.

«No hay libertad posible para el que no tiene lo básico resuelto», sentenció el exmandatario.

«La libertad significa tener solucionadas, mínimamente, ciertas cuestiones básicas. El que no tiene que comer, no tiene libertad, ni tiene nada», continuó el «luchador social» como el mismo se definió.

Invitado por Emaús, Mujica destacó las consignas que vertebran el trabajo del movimiento tales como «servir primero a quien más sufre» y «luchar contra la pobreza tratando de transformar las causas que la producen».

Fundado en 1971 en Francia por el Abate Pierre, el movimiento, de raíz católica debido a su propulsor, es hoy una marea global con personas de distintas etnias y nacionalidades.

Actuar contra las causas de la pobreza y ser un motor de transformación son dos objetivos de esta iniciativa mundial que celebro por primera vez en América Latina su asamblea general.

La cara visible más popularizada del trabajo de Emaús son las tiendas de segunda mano en las que ropa, muebles o electrodomésticos son comercializados con fines solidarios.

Una de las señas de identidad del trabajo de Emaús radica en que personas que atraviesan situaciones de vulneración de derechos y otras con trayectos de vida más favorables comparten el trabajo codo a codo.

No obstante, «desde el punto de vista práctico, las diferencias de riqueza hacen que los que tienen mucha riqueza tienen diferencias para enfrentar la vida». Por eso es importante «cómo se ejerce la política y para qué», y la «responsabilidad política no debe recaer sobre gente que aspira» a una vida de comodidad y riqueza, añadió.

«La política no es una profesión para hacer plata; el que quiera enriquecerse que vaya al comercio o a la industria y que pague impuestos, la política es una pasión de sociedad», continuó Mujica. Además, agregó que «frecuentemente, los pueblos, y sobre todo los más pobres, se sienten estafados no solo desde el punto de vista económico, sino también ofendidos» por las políticas de los cargos electos.

Compartir