Obras Públicas presenta plan intensivo de reparación de puentes

Santo Domingo.- El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, MOPC, Deligne Ascención, anunció el inicio de un amplio e intensivo programa de reparación y mejoramiento de los principales puentes del país.

En rueda de prensa, celebrada en su despacho, el funcionario informó que, entre estos, estarán los puentes Mauricio Báez en San Pedro de Macorís, Francisco del Rosario Sánchez, denominado de la 17, sobre el rio Ozama y enlaza a Santo Domingo Este y el Distrito Nacional, también el Jacinto Peynado, sobre el rio Isabela, que comunica a Santo Domingo Norte y la Capital por le avenida Máximo Gómez, entre otros.

Ascencion, señaló que los trabajos iniciarán este lunes 30, a partir de las 6:00 de la mañana, con la reparación de las juntas en el puente Mauricio Báez, sobre el río Higuamo, en la circunvalación de la provincia San Pedro de Macorís.

El programa de trabajo se inicia con el cierre del tránsito vehicular en sentido Este-Oeste, desde en la intercesión de la carretera San Pedro Macorís – Hato Mayor y la Circunvalación.

Se tiene previsto que estos se extenderán desde el lunes 30 de agosto hasta el lunes 6 de septiembre, para proceder a extraer las juntas existentes, realizar el corte, fresado y colocación de asfalto en un área de 10 metros a ambos lados de estas.

Datos aportados por el Departamento de Licencia de Operación de Transporte Público Interurbano del Intrant, indican que 10 rutas realizan su recorrido, utilizando el puente Mauricio Báez, cuando sus unidades se encuentran a máxima capacidad, y que en caso contrario circulan por el puente Higuamo.
Tiene 14 años de uso

El puente Mauricio Báez, construido con una inversión de 1,338 millones de pesos, inaugurado el 19 de enero del año 2007, forma parte del conjunto de obras que componen la Autovía del Este, la cual conecta a la avenida de Circunvalación de San Pedro de Macorís.

Tiene una longitud de 626 metros, los pilones con 108 metros de altura, el vano central de 390 metros, lo que lo convierte en el atirantado más largo del Caribe.
Sus carriles son de 3.5 metros de ancho cada uno, las aceras de 2.7 metros, y la longitud de los aproches es de 236 metros.

Compartir