Jimmy Cherizier «Barbecue», el todopoderoso líder de una banda conocido por su crueldad

«Barbecue», el expolicía, pese a ser «buscado activamente» por las autoridades haitianas.

Puerto Principe.- El poderoso líder de bandas armadas en Haití Jimmy Chérizier, alias Barbecue, conocido por su crueldad, es uno de los principales protagonistas de la escalada de violencia de estos días en Puerto Príncipe y promete, una y otra vez, que mantendrá la batalla hasta conseguir que el primer ministro del país, Ariel Henry, abandone el poder.

Este expolicía, pese a ser «buscado activamente» por las autoridades por su participación en varias masacres perpetradas en barrios desfavorecidos de Puerto Príncipe, circula libremente por Haití.

De mediana estatura, complexión fuerte y siempre pertrechado con un arma corta y otra de largo alcance, recibe el sobrenombre de Barbecue debido al supuesto crematorio que tendría para quemar los cuerpos de los miembros de bandas rivales o de quienes se oponen a él.

Cuando sale de su guarida particular en Delmas 6, en el corazón de la ciudad, siempre lo acompañan al menos diez de sus soldados, jóvenes fuertemente armados.

En sus filas hay niños soldados y agentes de Policía y cuenta con material y equipamiento del Estado, incluido al menos un vehículo blindado de la Policía Nacional Haitiana (PNH) que utiliza especialmente en masacres.

En repetidas ocasiones Chérizier se ha autodenominado como «revolucionario», pues afirma que lleva a cabo una insurrección para cambiar las cosas en el país. Se erige en representante de la justicia y exige el respeto de todos.

La gente le teme, aunque trata de dar la imagen de líder preocupado por el pueblo, repartiendo material escolar y alimentos.

Un informe publicado en 2020 por la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (Rnddh) lo retrataba así: «Cada día, los poderes de Jimmy Chérizier se fortalecen. Es un hombre poderoso, temido por el sector privado, brazo armado del presidente Jovenel Moise (asesinado en julio de 2021), protegido por la institución policial que facilita sus viajes, lo asiste en sus diversas acciones y lo llama (…) Se encuentra a menudo dentro de vehículos blindados de la PNH».

De policía a líder de una coalición de pandillas
Nueve pandillas que operan en diferentes barrios de Puerto Príncipe se unieron en 2020 para crear una coalición armada llamada G9 Familia y Aliados, comandada por Chérizier.

Los nueve líderes de las bandas que conforman la coalición cuentan, además, con el apoyo de al menos 20 miembros de pandillas aliadas. Juntos cometen masacres en los barrios vulnerables y se ayudan mutuamente en casos de secuestro.

Además, según la Rnddh, los miembros del G9 participan en reuniones de alto nivel, son consultados por cargos estatales y sus opiniones son tomadas en cuenta. Por ejemplo, por recomendación de esta coalición, las autoridades designaron en junio de 2020 a Frantz Iderice como jefe del Fondo de Asistencia Social (CAS).

En 2023 Barbecue se proclamó líder de ‘Vivre Ensemble’ (Vivir Juntos), una nueva alianza creada para reunir a elementos del G9 y del GPEP, la coalición armada rival.

Se trata de una figura que está presente en los medios, ofrece entrevistas de radio y convoca a la prensa a través de responsables de comunicación que tramitan las invitaciones.

Su última rueda de prensa fue este mismo viernes, cuando señaló de forma directa al Gobierno como distribuidor del sinfín de armas que circulan por Haití y reiteró su promesa de acabar con el sistema actual.

«¿Cómo llegaron estas armas a los barrios obreros? ¿Cómo llegaron las armas a nuestras manos? ¿De dónde vienen estas armas? ¿Quiénes son los responsables?». Responde: «es este mismo Gobierno el que distribuye armas en los barrios obreros para desestabilizar».

Y al mismo tiempo, se le supone cercanía al poder existente, al partido haitiano Tèt Kale, que gobierna el país desde 2011.

Líder sanguinario
Jimmy Cherizier era un excelente policía, según testimonios de antiguos compañeros. Pero ahora está acusado de asesinatos, incendios de casas y masacres. Controla gran parte del centro de Puerto Príncipe, zonas que antiguamente reunían a miles de personas y que constituyen el punto neurálgico económico del país.

Desde noviembre de 2018 hasta diciembre de 2019, los ataques armados en La Saline y Nan Tokyo orquestados por Barbecue y su banda provocaron la muerte de al menos 136 personas, la violación en grupo de al menos 11 mujeres y niñas y la desaparición de más de 7 personas, según la Rnddh.

También se le acusa de la masacre de Saline en noviembre de 2018, donde murieron al menos 70 personas y otras desaparecieron.

Esta misma semana, después de días de perfil bajo, Barbecue volvió a tomar las armas para hacer una «revolución» y derrocar al Gobierno de Ariel Henry, contra quien se suceden las manifestaciones, en muchos casos violentas, para que abandone el poder.

Compartir